La historia de las pesas rusas se remonta mucho más atrás que Rusia

1200
Abner Newton

El problema con la historia de las pesas rusas es que sorprendentemente a pocas personas les importa.

"Digamos que eres un fanático del béisbol. Juegas de forma recreativa, sabes quién es Babe Ruth, conoces los diferentes estadios. Pero en la cultura de la aptitud física, la gente casi nunca sabe nada sobre la historia! Tal vez sepan quién es Sandow, pero eso es todo."

Esa es Victoria Felkar, una historiadora sociocultural del deporte que está completando un doctorado en la Universidad de Columbia Británica sobre las percepciones históricas del cuerpo muscular. (Su tesis de maestría fue sobre el auge del levantamiento de pesas en prisión. Buen trabajo, ¿verdad??) Ella también tiene un proyecto paralelo que busca responder la pregunta que la mantiene despierta por la noche: ¿por qué las pesas rusas de repente explotaron en popularidad en 21S t América del siglo?

Una foto publicada por Victoria Felkar (@victoriafelkar) en

Historiadora del acondicionamiento físico, candidata a doctorado, entrenadora y toda la ruda Victoria Felkar.

Si eres fanático de las pesas rusas, probablemente tengas una respuesta de dos palabras: Pavel, duh. Pavel Tsatsouline es ampliamente reconocido como el primer hombre en popularizar las pesas rusas en los Estados Unidos después de que el ex entrenador de las Fuerzas Especiales soviéticas emigró de Bielorrusia a finales de los 90.

Eso está mal. Eso está todo mal. Y en su búsqueda por descubrir la historia secreta de las pesas rusas, Felkar, junto con algunos de sus colegas, ha viajado a archivos de todo el mundo y ha viajado en el tiempo (uh, metafóricamente) a la antigua Escocia, Rusia, China, Alemania y la propia América, unos cien años antes de que Pavel aterrizara en sus costas.

Entonces, ¿qué pasa con las pesas rusas??

Un haltere, uno de los antepasados ​​de las pesas rusas.
Imagen de Portum, con licencia CC BY-SA 3.0 

Un qué?

El primer obstáculo para responder a la pregunta de Felkar es que las pesas rusas son poco más que un peso con un mango en la parte superior. Es decir, intuitivamente, una herramienta de fuerza bastante útil, lo que significa que un lote de las sociedades, desde los monjes Shaolin en China hasta los atletas de Highland Game en Escocia, han producido algunas variaciones en el modelo, a veces con nombres como "peso con mango de anillo" y "candado de piedra."

Incluso hoy en día, hay pesas rusas de competencia, pesas rusas convencionales, pesas rusas Onnit con cara de mono y más variaciones que algunos puristas nunca llamarían pesas rusas.

"Se han hecho sugerencias de que en la civilización occidental, los objetos que se asemejan a las pesas rusas se utilizaron desde la Grecia clásica", escribe en su artículo inédito sobre el tema:

Según (historiador y levantador de pesas) Jan Todd, ¹ ² en el siglo V a.C. Los antiguos griegos habían desarrollado tres instrumentos de peso diferentes, incluido un objeto llamado 'haltere.Aunque Todd señala que hubo una gran variación en su apariencia y composición, algunos de los movimientos descritos de este peso 'oscilante' son similares a las pesas rusas de hoy.

"La pesa rusa es un objeto de levantamiento de pesas muy desconocido y poco apreciado", dice Felkar a BarBend. “Es una herramienta, es un aparato, se puede utilizar en competición y en rendimiento. Tiene la combinación de no solo varias ubicaciones que usan la campana en todo el mundo, sino que también tiene modificaciones en ella."

Una foto publicada por Ironcompany (@ironcompanydotcom) en

Desde Rusia con amor

Por lo general, es moderno La popularidad se remonta a Rusia, donde se le llama giro o Girya. Ese término apareció por primera vez en los diccionarios rusos en 1704 y se origina en la palabra persa gerani, que significa "difícil."También se remonta a la antigua palabra eslava gur, que significa "burbuja.”³ ⁴

La historia cuenta que los agricultores rusos usaban pesas rusas como contrapesos para medir el grano en el mercado. A medida que los agricultores aburridos aprendieron que las pesas se podían levantar y lanzar en proezas de fuerza y ​​resistencia, giros comenzó a disfrutar de un papel central en los festivales agrícolas.

En algún momento a principios del siglo XIX, un médico ruso llamado Vladislav Krayevsky se dio cuenta de que las pesas rusas merecían un lugar en la medicina deportiva. Krayevsky (también llamado von Krayeski, Kraevskogo y Krajewski) resultó ser el médico personal del zar ruso, quien popularizó el entrenamiento con pesas rusas en el ejército ruso, lo que finalmente lo elevó a un deporte nacional.⁵ ⁶

Pero esa no es toda la historia. A medida que los historiadores desentierran más y más documentos, algunos de los cuales se pueden encontrar en archivos como los del Centro Stark en Austin y la Biblioteca de Cultura Física de Código Abierto, ha quedado claro que las pesas rusas tenían presencia en más lugares que Rusia.

"Hay fotografías de mujeres y hombres fuertes antes de la década de 1900 que usaban pesas rusas en hazañas como la prensa de brazos doblados y las presiones isométricas laterales extendidas", explica Felkar, señalando una vieja imagen de la mujer fuerte Elise Serafin Luftmann como ejemplo.

Y lo que es más importante, muchas de estas imágenes antiguas surgieron de Alemania, que tiene un historial en gran parte no reconocido de uso de la herramienta. Incluso hay alguna evidencia de que fue el primer lugar, o uno de los primeros lugares, donde se usó la pesa rusa como parte de la cultura del acondicionamiento físico y las rutinas de los hombres fuertes. El kettlebell no es puramente ruso después de todo.

Friedrich Ludwig Jahn era conocido como "Turnsvater Jahn", que significa "padre de la gimnasia."

"Hay toneladas de manuales y diarios de entrenamiento alemanes y cosas por el estilo de los siglos XVIII y XIX que incluyen pesas rusas, aunque a menudo con nombres diferentes", dice Felkar. “Tome el sistema de gimnasia Turners, creado por Friedrich Ludwig Jahn. Él fue el educador físico alemán que creó este sistema de gimnasia que realmente es el sello distintivo de los programas de educación física que tenemos hoy en Estados Unidos. Y hay fotografías tempranas de sus discípulos usando pesas rusas."

Dado que gran parte del Turners System es similar a los programas de ejercicio utilizados en CrossFit, Felkar bromea diciendo que estas fotografías del padre ancestral de Greg Glassman, pionero en el entrenamiento con pesas rusas, son “el sueño húmedo de un CrossFitter."

Por supuesto, es posible, incluso probable, que otros países estuvieran usando pesas como pesas rusas en este momento. Pero Alemania, con su rica historia de culturistas físicos y culturismo, es el lugar que tiene la documentación histórica. (Felkar puede nombrar al menos nueve revistas, diarios y artículos de este tiempo que lo describen.)5 7 8 9 

Finales de los 19th El siglo fue también el amanecer de la globalización en términos de viajes internacionales e influencia cultural. Hay muchas posibilidades de que fuera en una reunión de hombres fuertes de 1898 en Viena, donde el Dr. Krayevsky se familiarizó más con las pesas rusas como una herramienta de fuerza y ​​acondicionamiento, después de conocer al innovador entrenador alemán, Theodore Siebert.9 12 (Los cambios pesados ​​con pesas rusas eran básicos en sus programas.) El médico del zar puede haber luego llevó la idea a su tierra natal, donde escribió su primer libro sobre el tema solo dos años después. (Felkar señala que si bien le gusta esta teoría, necesita más investigación.)

También fue en este momento que los hombres fuertes del circo viajaron y, a veces, se establecieron en Estados Unidos, abrieron gimnasios y le dieron a los Estados Unidos su primera experiencia con el entrenamiento con pesas rusas. Luego, en algún momento entre las décadas de 1940 y 1950, sin ninguna explicación, desapareció de los gimnasios estadounidenses sin dejar rastro. Nadie puede averiguar por qué.

Sello ruso con el biatlón de pesas rusas

El amanecer de las pesas rusas como deporte

Las teorías sobre la desaparición de las pesas rusas van desde el disgusto nacido de la guerra por los artefactos rusos hasta una disputa expansiva entre dos magnates del fitness rivales. (Para los aficionados a la historia, estamos hablando de Joe Weider y Bob Hoffman: casi todos los gimnasios tenían que elegir un lado, y ninguno de sus sistemas de entrenamiento incluía pesas rusas.) Por supuesto, también existe la posibilidad de que la locura simplemente desaparezca, como los expansores de pecho o los ejercicios aeróbicos.

Pero en la Madre Rusia, la locura de las pesas rusas estaba viva y coleando a mediados del siglo XX. El gusto del zar por giros hacía mucho tiempo que se había extendido del ejército ruso a la nación en general, y fue aquí donde las pesas rusas se convirtieron no solo en una herramienta deporte. Fue lo más grande que le pasó a las pesas rusas desde el primer swing.

El sociólogo alemán Norbert Elias definió más o menos el punto en el que la actividad se convierte en deporte, afirmando que los deportes son creaciones culturales modernas, determinadas por el espacio urbano, configuradas como espectáculo comercial, sujetas a regulaciones formales y sancionadas por instituciones públicas.

El balanceo y los malabares con pesas rusas eran un "ejercicio popular" popular entre las comunidades agrícolas rusas en el siglo XIX y principios del XX, pero no fue hasta 1948 que se convirtió en un ejercicio oficial deporte.

Ese fue el año en que Rusia, entonces la República Socialista Federativa Soviética, se negó a asistir a los Juegos Olímpicos de Verano en Londres, declaró el levantamiento de pesas rusas como su deporte nacional y celebró la Competencia de Strongman de toda la Unión Soviética en Moscú. Los concursantes de Kettlebell actuaron en dos eventos: el "tirón largo", que es un tirón limpio y con dos campanas, y el "biatlón", que es un conjunto de tirones con dos campanas seguidos de un conjunto de tirones.

A lo largo de las décadas de 1950, 1960 y 1970, aparecieron escuelas deportivas en toda la Unión Soviética y se conoció como el "deporte del trabajador", debido a su equipo económico y los requisitos mínimos de espacio. En 1981, se formó la Comisión Oficial de Kettlebells, que defendió (pero no hizo cumplir) el entrenamiento obligatorio de Kettlebells para todos los trabajadores. Esto, dijeron, generaría una población más en forma con mayor productividad y una factura de atención médica más barata. 13 14 Pero los diferentes estados soviéticos tendían a tener diferentes reglas, pesos, dimensiones y estilos de entrenamiento. No fue hasta 1985 que el deporte se modernizó y formalizó en toda la Unión Soviética.

“Fue entonces cuando el deporte se redujo a diez minutos por ejercicio para tantas repeticiones como fuera posible”, dice Steve Cotter, fundador de la Federación Internacional de Kettlebell y Fitness. “En el biatlón, tendrías un par de tirones y un par de arranques, y una vez que tomaste la campana no podías dejarla. Pero concursantes fueron capaz de descansar hasta una hora entre las dos series."

Una foto publicada por StrongFirst (@strongfirst) en

Kettlebells for Fitness: Un juego de campanas diferente

En este punto, las pesas rusas eran un deporte de pleno derecho en la antigua URSS, pero implementándolas para aptitud física - no para el rendimiento, sino para el bienestar, la rehabilitación, un corazón más sano, etc., tiene una motivación y práctica completamente diferente.

"Cuando decimos pesas rusas para estar en forma, nos referimos a que la gente las usa para ponerse en forma, pero no necesariamente para competir en un deporte con pesas rusas", dice Cotter. “En el deporte estás haciendo muchas, muchas repeticiones, de una a doscientas sin parar. El fitness tiene un sistema energético diferente y una mentalidad diferente."

Cotter y otros acreditan la propagación de las pesas rusas como un deporte a Valery Fedorenko, un campeón mundial de Kirguistán que emigró a Estados Unidos, enseñó el deporte y fundó el World Kettlebell Club en 2006.

Pero luego está la pregunta del trabajo de investigación de Felkar: ¿por qué los estadounidenses comenzaron a usar pesas rusas como una herramienta para aptitud física? ¿Por qué los gimnasios comenzaron a llevar pesas rusas después de décadas sin ellas??

Por lo general, el crédito es para el bielorruso Pavel Tsatsouline, un ex entrenador de soldados de las Fuerzas Especiales soviéticas. Pavel es ahora el presidente de StrongFirst, Inc. y un experto en la materia del Cuerpo de Marines de EE. UU., el Servicio Secreto de EE. UU. y los SEAL de la Marina de EE. UU.

"El origen de las pesas rusas para el fitness se remonta al año 2001, que fue cuando Pavel comenzó (el curso de certificación) el Desafío de pesas rusas", dice Cotter. “El marketing utilizado con eso es lo que inició este fenómeno de fitness con pesas rusas que todavía estamos experimentando hoy."

Felkar está más o menos de acuerdo en que el marketing de Pavel fue extremadamente influyente en la difusión de las pesas rusas como herramienta de fitness. Ella lo compara con Eugen Sandow: no fue el primer hombre en sobresalir en el culturismo, pero fue un genio del marketing que sentó las bases para el mundo actual.

Pero como académica, no está completamente satisfecha de que Pavel sea paciente cero para el 21S t epidemia de kettlebell del siglo. Ella señala que decenas de atletas de pesas rusas ex soviéticas huyeron a Estados Unidos y abrieron gimnasios después de la caída del muro de Berlín. Hay más bibliotecas que visitar, archivos que examinar, historias que contar. Nos llamará cuando descubra datos suficientes para responder la pregunta de su tesis de manera más definitiva.

El futuro de la historia de las kettlebells está en sus manos.

Una foto publicada por StrongFirst (@strongfirst) en

Terminando

“La pesa rusa tiene una historia larga y compleja que, en última instancia, se asemeja a las prácticas incorporadas del levantamiento de pesas en sí. Tienes varios orígenes, nombres, figuras y formas de levantar el objeto en sí ", dice. “Guerra, política global, globalización, el clima multicultural de América del Norte. Hay tantos factores que han influido en el surgimiento no solo de la cultura física, sino también del levantamiento de pesas, hasta el propio kettlebell."

Ni siquiera se puede decir que la herramienta sea de Rusia o Alemania, porque el levantamiento de pesas no tiene nada de absoluto. El kettlebell está en el centro de una red inconcebiblemente vasta de influencias y prácticas internacionales e interculturales. Es un acertijo con mango.

"Hay tantas variables involucradas", concluye. “Y debido a que es tan complicado y desordenado, el bloguero medio no quiere mojarse las manos."

Pero hay cosas que sí sabemos: el kettlebell llegó a Estados Unidos mucho antes que Pavel Tsatsouline, y su deporte moderno puede haberse originado en Alemania, no en Rusia. Eso va en contra de una gran cantidad de sabiduría convencional sobre las pesas rusas. Pero oye, al menos te mojaste las manos.

Imagen destacada cortesía de @Strongfirst.

Bibliografía

1. Jan Todd. "De Milo a Milo: una historia de pesas, mancuernas y palos indios". Historia de los Juegos de Hierro 3 (6) 1995: 4-16.

2. Jan Todd. “La cultura física y el cuerpo bello. Ejercicio con propósito en la vida de las mujeres estadounidenses 1800-1875 ”. Mercer University Press, Macon, Georgia, 1998.

3. Unión Internacional de Levantamiento de Pesas Rusas (IUKL). "La historia del levantamiento con pesas rusas: desde la historia del origen y desarrollo del deporte con pesas rusas". Unión Internacional de Levantamiento de Pesas Rusas.

4. Andrew Volgogrado. “Historia del levantamiento con pesas rusas” (documento traducido), http: // girevoj.narod.ru / histori.html. Historia preparada a partir del texto ruso "Girevoy Sport" por V. Polyakov y VI Voropaev, 1988.

5. Jurgen Giessing y Jan Todd. "Los orígenes del culturismo alemán: 1790-1970", Iron Game History 9, no. 2. 2005: 8-16.

6. Unión Internacional de Levantamiento de Pesas Rusas (IUKL). "La historia del levantamiento con pesas rusas: desde la historia del origen y desarrollo del deporte con pesas rusas". Unión Internacional de Levantamiento de Pesas Rusas.

7. David P. Willoughby. “Los super-atletas: un récord de los límites de la fuerza, la velocidad y la resistencia humanas."1970. Brunswick del sur: A.S. Barnes.

8. Kimberly Ayn Beckwith y Jan Todd. "Réquiem por un hombre fuerte: reevaluación de la carrera del profesor Louis Attila", Iron Game History 7, no. 2-3 (2002): 43.

9. Bernd Wedemeyer (traducido por David Chapman). "El padre del atletismo, Theodor Siebert (1866-1961): una vida entre el culturismo, la reforma vital y lo esotérico", Iron Game History 6, no. 3. 2000: 5.


Nadie ha comentado sobre este artículo todavía.