Por qué sudas más a medida que te fortaleces

1463
Jeffry Parrish
Por qué sudas más a medida que te fortaleces

Si se siente frustrado a diario debido al sudor, no está solo. Parece que cuanto más fuerte y en forma estás, más sudas durante el día. Incluso si hace 15 grados afuera y tienes frío físicamente, todavía tiende a gotear sudor por la parte de atrás de tu camisa.

Suele haber dos suposiciones en lo que respecta al sudor y el nivel de forma física. Primero, la gente asume que a medida que se pone más en forma, luego sudará menos. En segundo lugar, la gente dice que a medida que te pones más en forma, sudas más.

Ambos supuestos anteriores son correctos en sus propios aspectos. El objetivo de sudar es crear un medio eficaz para enfriar el cuerpo y bajar la temperatura. El calor metabólico siempre es una correlación de la cantidad de trabajo que estamos realizando (sin importar el nivel de condición física), por lo que cuanto más trabaja nuestro cuerpo, más sudor producimos.

Hay dos tipos de glándulas sudoríparas: ecrinas y apocrinas. Ambas glándulas están reguladas por el sistema nervioso. Las glándulas ecrinas cubren toda la piel y son responsables de la liberación de sudor en todo el cuerpo. Las glándulas apocrinas se encuentran predominantemente en las áreas de la axila y la ingle. Estas glándulas producen fluidos aceitosos que funcionan para descomponer el sudor, lo que resulta en olor corporal (por eso solo usamos desodorante debajo de los brazos).

Si bien el estado físico tiene un impacto en la cantidad de sudor, también hay otros factores que entran en juego y deben tenerse en cuenta.

Factores a considerar

1. Músculo

¿Cuánto músculo tiene alguien en su cuerpo?? El músculo con frecuencia usa energía para contraerse, por lo que cuando alguien tiene aumento de la masa muscular, entonces requieren más energía para moverse (más producción de calor). Esto, en teoría, aumentará la temperatura del cuerpo más rápido que alguien con menos músculo.

2. Ambiente

Esto parece una obviedad, pero el medio ambiente juega un papel importante en la cantidad que sudamos. Los ambientes cálidos y húmedos harán que el cuerpo sude a un ritmo mayor, independientemente del nivel de condición física o la actividad.

Una foto publicada por erica livoti (@ericalivoti) en

3. Ropa y equipo

Lo que llevamos puesto o tenemos en nuestro cuerpo tiene un impacto directo en nuestros niveles de sudor. La ropa pesada, el equipo y otras prendas externas aumentarán la temperatura corporal, lo que puede provocar sudor.

4. Actividad

La actividad que estás realizando también tiene un impacto en los niveles de sudor. Si la actividad es exigente para el cuerpo en general, producirá más sudor. Las actividades fáciles que requieren menos trabajo corporal total producirán menos sudor.

5. Historial de acondicionamiento físico

La eficiencia en la forma en que nos movemos también puede desempeñar un papel en la producción de sudor. Alguien que es nuevo en una actividad tendrá que trabajar más duro, lo que lo hará sudar más. Por ejemplo, piense en alguien que hace sentadillas con 135 libras por primera vez, en lugar de alguien que lo hace durante 15 repeticiones.

6. Sexo

Bros lo siento, pero tendemos a sudar más que las mujeres. La ciencia sugiere que los hombres tienen glándulas sudoríparas más activas, lo que resulta en un aumento en la cantidad que sudamos por el trabajo que estamos produciendo.

7. Genética y distribución de glándulas sudoríparas

La forma y la velocidad con la que sudamos también están dictadas por nuestra genética. Es por eso que algunos atletas comienzan a sudar más en áreas diferentes que en otras. Además, todo el mundo tiene una distribución diferente de las glándulas sudoríparas (tenemos un promedio de 2-5 millones de glándulas) en todo el cuerpo.

Nivel de ciencia, sudoración y condición física

Los estudios están en conflicto cuando se trata del nivel de condición física y la cantidad de sudor. Por ejemplo, este estudio de 1983 (un estudio anterior), comparó los niveles de sudor y la concentración de lactato de individuos sedentarios, en forma y muy en forma (subproducto del metabolismo anaeróbico). Los pusieron en tres condiciones que fueron, exposición al calor, ejercicio en bicicleta y ejercicio en bicicleta con aumento de la carga de trabajo. Los investigadores encontraron que las personas en forma y muy en forma producían sudor más rápido al hacer ejercicio que las personas sedentarias.

Sugirieron que la producción de sudor en el individuo en forma y muy en forma era mayor debido a un mayor nivel de lactato en sangre y estimulación adrenérgica. El individuo sedentario tendría menos lactato en sangre en comparación con alguien que participa en ejercicio regular. Dicho esto, alguien que hace ejercicio constantemente tendrá un cuerpo preparado para producir sudor más rápido ante la señal de trabajo (o en condiciones de calor).

Un estudio publicado en 2011 ofrece puntos de vista contradictorios en lo que respecta a los niveles de condición física y la sudoración. Este estudio comparó a los hombres que se ejercitaban en bicicleta con variados máximos de Vo2, producción de calor metabólico, masa corporal y área de superficie corporal. Descubrieron que los máximos de Vo2 (nivel de condición física) no desempeñaban un papel tan importante en la producción de sudor como la producción de calor metabólico, la masa y el área de superficie corporal. Las personas más en forma (máximos de Vo2 más altos) en realidad mantuvieron una temperatura corporal más baja al inicio del ejercicio. Por lo tanto, sugiere que factores además del nivel de condición física juegan un papel más importante en el inicio de la producción de sudor.

Que significa todo esto?

A partir de la investigación examinada, es difícil dar una respuesta definitiva con respecto a la sudoración y el nivel de condición física. Parece que otros factores tienen mucho más peso al determinar el inicio del sudor, la producción de sudor y por qué otros sudan más. Aunque, hay una Algunas sugerencias que se han hecho sobre por qué las personas en mejor forma pueden sentir que sudan más..

Una foto publicada por erica livoti (@ericalivoti) en

  • El cuerpo de una persona más en forma puede confundir el aumento de la temperatura corporal con el inicio del ejercicio, lo que hace que su cuerpo sude más.
  • El aumento de la masa muscular y el lactato sanguíneo pueden estimular los neurotransmisores adrenérgicos más rápidamente en las personas más en forma, lo que hace que las glándulas sudoríparas estén más activas.
  • Acondicionamiento. Cuanto mejor se acondicionen nuestros cuerpos, mejor podremos manejar las cargas de trabajo sin sudar, o viceversa.

En muchos casos, no hay mucho que podamos hacer cuando se trata de cuánto sudamos. Hay tantos factores fuera de nuestro control, como la genética, el sexo y la masa muscular, pero podemos controlar algunos. Estos incluyen usar ropa que oculte / limite el sudor, ser consciente de nuestro entorno y prestar atención a la cantidad de trabajo que estamos realizando al observar nuestros niveles de sudor.

En lugar de enojarte y enojarte con tu sudor, trata de ver el lado positivo. El sudor es la capacidad natural del cuerpo para regular el calor. Si suda con regularidad, es probable que su cuerpo funcione de manera saludable. También puede sugerir que estás más en forma que tus compañeros.

Imagen destacada: Atleta @jaredenderton - Foto @ericalivoti página de Instagram. 


Nadie ha comentado sobre este artículo todavía.